24 septiembre 2009

Una de mitos y leyendas: Alfonso del Castillo, fundador del Betis, fue un cartagenero de adopción

D.Alfonso del Castillo.

Pocas, muy pocas personas saben que el fundador y primer presidente del Real Betis, Alfonso del Castillo Ochoa, vivió la mayor parte de su vida en Cartagena y aquí está enterrado. En este reportaje descubrimos la verdadera historia del fundador del Betis, rival del líder actual de Segunda A. Hemos hablado con su familia y aportamos todos los datos.

Alfonso del Castillo Ochoa nació en Sevilla, a finales del siglo XIX, en una familia de rancio abolengo militar.

Estudió en dicha ciudad, consiguiendo el título de facultativo de minas. ¿ Y a mí qué, pensará el lector, a qué viene todo ésto?. Pues muy sencillo, Alfonso del Castillo fue el primer presidente de un club de fútbol denominado Sevilla Balompié, fundado alrededor de 1907 en Sevilla. Ese equipo fue la base del Real Betis Balompié, por lo que a Alfonso del Castillo se le viene considerando el primer presidente del Real Betis Balompié.

Y el lector seguirá pensando que muy bien, que esto publicado en Sevilla tendría alguna razón de ser, pero en Cartagena….. Y la respuesta sigue siendo igual de sencilla.

(Dos imágenes béticas de la época)

Tras la fundación del Sevilla Balompié, al padre de Alfonso del Castillo lo destinan a Cartagena.

Se viene la familia para acá, y aquí conoce a Caridad Martínez Delgado, hija de Enrique Martínez Muñoz, que fue el cofundador de las primeras escuelas graduadas de España, instaladas en Cartagena. Y de aquí, de Cartagena, pese a que la familia vuelve a Sevilla, Alfonso del Castillo no vuelve a salir. Para más datos se casa con Caridad, tienen ocho hijos, dos varones y seis hembras, y un numeroso grupo de nietos.

Ahora que se aproxima el partido del próximo domingo Betis-Cartagena, queremos dejar reflejo de un hecho que no es muy conocido, diríamos que nada conocido a nivel deportivo local, como lo fue que el fundador del Real Betis Balompié residiera casi toda su vida en Cartagena, donde dejó un gran legado, al menos de familia.
Hay distintos cartageneros que llevan como segundo apellido “del Castillo” que son descendientes directos de Alfonso del Castillo. Así, los Calero del Castillo, los Sánchez de las Matas del Castillo, los Rubio del Castillo, los Bruna del Castillo, los Cerezuela del Castillo, los Armario del Castillo, y los del Castillo Gámez, que han sido los únicos que han conservado el primer apellido, aunque éstos residentes en Cádiz.

El abuelo Alfonso Del Castillo, nos cuenta Emilio Cerezuela Del Castillo, conocido abogado cartagenero que es quien nos ha surtido de tan magnífica información, recibió con ocasión del cincuentenario del Real Betis una medalla conmemorativa, que guarda una de sus hijas con gran orgullo.

Con ocasión del Centenario, en Cartagena sus numerosos familiares recibieron llamadas interesándose por su figura, por fotos, por cualquier dato que tuvieran para hacerlo constar en el “Libro del Centenario” que hace un par de años publicó la Comisión destinada al efecto, por lo que le estamos muy agradecidos.

UNA PREMONICIÓN QUE SE CUMPLIRÁ EL DOMINGO

Como anécdota, subraya Emilio y también Juan Calero Del Castillo que nos informan en representación de todos los nietos de Alfonso Del Castillo Ochoa, que con la persona que más hablaron y a quien le mandaron información, cuyo nombre lamentan no recodar, les dijo que si alguna vez llegaban el Betis y el Cartagena a jugar en la misma división, que no dudaran en ponernos en contacto con él para ver el partido juntos en el campo del Real Betis.

“Me lo dijo como una posibilidad muy remota”, agrega Emilio “como algo que difícilmente llegaría a producirse. Sin embargo, dos años después, nos encontramos en la situación comentada”.

De hecho su familia cartagenera viajará el jueves a Sevilla y el domingo estarán en el Ruiz de Lopera.

También recuerda Emilio que “a mi abuelo lo conocimos siendo ya muy mayor. Pese a ser sevillano no hablaba demasiado, aunque sí recordamos conversaciones con el fútbol y el Betis como telón de fondo en su casa de la calle Palas.

Curiosamente nunca nos dijo que había sido el primer presidente del Betis, aunque sí que él nunca había sido del Sevilla, sino del Betis, que era el “Real equipo de Sevilla”. Que el Sevilla era otra cosa, pero el Betis se llevaba en el corazón” subraya el nieto del primer presidente bético.

Por todo ello, Emilio dice que “queremos rendirle este pequeño homenaje a nuestro abuelo en su tierra de adopción, en la que eligió para vivir, pese a que nunca olvidó Sevilla, y en la que nacieron sus hijos y muchos de sus nietos”.

"Que sepan en tierras sevillanas, y en concreto los béticos, que en Cartagena hay una pequeña colonia que llevan al Betis en su corazón, que sienten cuando desciende y que se alegran de sus triunfos, aunque sólo sea por ser obra, al menos en parte, de nuestro abuelo Alfonso del Castillo Ochoa".
Nieto del Alfonso del Castillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario