23 abril 2010

¡ Joder con el "antifútbol" !

Las semifinales de la Uefa Champions League están suponiendo una lección para todos aquellos que se vienen abajo a las primeras de cambio y para los que, y no son pocos, defenestran cualquier estilo futbolístico distinto al “imperante”.

En los últimos dos días nos hemos encontrado con que los equipos a los que se les complicaba la empresa de alcanzar la final del Santiago Bernabéu del próximo día 22 de Mayo sabían mantener la compostura, rehacerse y acabar llevándose, al menos, el primer round de este combate a dos asaltos que son las semifinales.

El martes, el Internazionale de Milán veía como pese a su buen inicio de partido, su rival culé era el que rompía el empate inicial de sensacional trallazo desde fuera del área. Su autor, Pedro, es un jugador hoy día en un estado de forma espectacular, que para colmo adorna con el don de la oportunidad.

Cuando le veo, me surge la duda de si estamos ante un nuevo Iniesta, un jugador que logró asentarse en la primera fila mundial o un nuevo Bojan, quien tuvo una magnífica primera temporada para no terminar de asentarse entre la élite sino convertirse en el jugador 13-14 de la plantilla (dicho sea con todos los respetos, que no es moco de pavo). Solo el tiempo dará y quitará razones. Volviendo con el Inter, supo mantener la cordura, y enderezar el rumbo. Y de qué manera! A los diez minutos del tanto visitante, Diego Milito habilitaba a Sneijder quien se encontraba desmarcado a 6 metros de la meta de Valdés. Gol y vuelta a empezar. Tras la reanudación, los neroazzurri asestaron dos nuevos zarpazos, ante una defensa barcelonista blanda como pocas veces se ha visto. Es cierto que el segundo gol es en fuera de juego, pero, honestamente, creo que el árbitro perjudicó o benefició a ambos conjuntos por igual. La mayor aportación de Messi a su conjunto fueron dos tiros (uno de ellos de falta) que Julio César alcanzó a rechazar correctamente. Eso y un golpe (fortuito quizá, que acabó con los dientes de Maicon por los aires). Poco bagaje para uno de los que más sufrió la propuesta del técnico local. Igual que a Guardiola se le alaba siempre, no parece injusto decir que no supo encontrar las respuestas apropiadas para cambiar el rumbo que estaba tomando el choque. El Barcelona, más fruto del desgaste local que de otra cosa, terminó encerrando al conjunto italiano, pero no logró ese segundo gol que inclinara la balanza de cara a la vuelta. El fútbol también es saber sufrir.

La historia de la segunda semifinal entre Bayern y Lyon fue relativamente parecida. A la media hora de juego, los bávaros sufrían la expulsión de uno de sus referentes, el francés Ribery tras una entrada con los tacos a Lisandro. En ese momento, el Lyon presentó su dimisión del partido, y no se decidió a dar el paso al frente pese a estar con superioridad numérica. La falta de complejo que tuvo ante Real Madrid y Girondins se convirtió en Allianz Arena en una timidez inusitada, cercana a ese momento en que vemos una moneda en el suelo y dudamos de si agacharnos a recogerla por si es una inocentada. El Bayern logró aguantar y la segunda mitad fue de dominio bávaro de principio a fin, con un Robben que tomó los galones, el timón y supo convertirse en una amenaza constante para los franceses.Para colmo, Toulalan era expulsado por doble amarilla, dejando en agua de borrajas la superioridad lionesa. Fruto de su insistencia, el Bayern logró el gol que le permite afrontar la vuelta con optimismo. Me parece digno de admirar el comportamiento del conjunto de Van Gaal esta Champions, levantándose de la lona tantas veces como la había besado aparentemente, como en los dos partidos de cuartos frente al Man Utd.

A la hora de escribir esta entrada, dudaba si titularla con el título que tiene o con un “Joder con los feos!” en alusión al artículo anterior sobre estas semifinales que publicamos aquí en Café fútbol. Pero ese término del antifútbol se viene aplicando últimamente, al menos en mi opinión, alegremente, para definir todo aquello alejado del fútbol de toque. Como si la única vía “legítima” para vencer en estos choques fuera el tan manido “tikitaka”, nos encontramos por ejemplo con que se califica el último partido del Espanyol como antifutbol (pese a que tiró a puerta más que su rival del pasado sábado) con el estereotipo de Mourinho como entrenador defensivo (por suerte, periodistas como Gaby Ruiz, anoche mismo en Punto Pelota, miran más allá de esos topicazos) o directamente despreciando a Van Gaal pese a ser un técnico más que cumplidor en sus equipos. Quizá la mujer del César no solo ha de ser honrada y parecerlo, sino que también debería invitar a pastas.

Volviendo al tema, queda una semana para que disfrutemos de la vuelta de ambas eliminatorias. Y vosotros, ¿como habéis visto esta ida?

No hay comentarios:

Publicar un comentario