02 agosto 2010

Raúl, el líder del Rhur

No lleva una semana en Alemania y en el Schalke y ya está marcando goles y ganando. Es increíble lo que aún puede dar de sí su profesionalidad. Es cierto que es un torneo de verano germano pero también es verdad que el rival de la final de la Total Cup era el Bayern de Van Gaal, que ha dicho al término del partido que cada vez que juega contra Raúl pierde. Pero más interesantes son las declaraciones de su compañero Iván Rakitevic que ha señalado que entregarle el balón a Raúl es como confiar tu dinero a un banco suizo.

Lo de su debut en el Schalke 04 es como para hacérselo mirar a más de uno. Aunque sea un partido de pretemporada y sin jugar a la bruja Lola, presiento que Raúl será uno de los destacados de la Bundesliga durante la próxima campaña. Se me verá el plumero con Raúl pero no me importa porque siempre he sido “raulista” incluso en sus peores momentos, que también los ha tenido. Confío en Raúl porque es un profesional que a la pata coja lo hace mejor que algunos que el año que viene seguirán vistiendo el blanco del Real Madrid. Mientras, la mayoría verano tras verano regresan con algunos gramos y kilos de más, él sabiendo de sus carencias, durante sus vacaciones se ha machacado año tras año, para llegar un pelín entonado a la pretemporada. Este año me consta que además del esfuerzo de la recuperación de su lesión, Raúl se ha machacado mucho más porque sabía que tendría que cambiar de aires y no podía dar una imagen poco profesional. Sus primeros minutos en Alemania nos han mostrado al Raúl de siempre, al jugador de las últimas campañas. Nos ha enseñado que sigue siendo batallador y un “peleas” en pos del balón. Lo ha perseguido como siempre y lo ha encontrado por su insistencia. Contra el Hamburgo no estuvo tan fino como contra el Bayern, pero con todo metió un balón a Farfán que terminó en gol. Frente al B. Munich ha demostrado que Félix Magath no se equivocó al traerle hasta Gelsenkirchen. El Bayern ha sufrido a Raúl tanto como lo soportarán los rivales a los que se enfrenten los azules de la cuenca del Ruhr. El madrileño marcó un gol de esos que siempre le caen a él. Dicen que porque tiene suerte, pero lo que sucede que siempre él está donde va a ir el balón. El segundo gol llevó el clásico sello de Raúl: vaselina de la Colonia Marconi.

La temporada puede ser muy dura para algunos de Padre Damián, que han despedido de mala manera, al capitán del Real Madrid. Viéndole en Alemania sigo afirmando que podía haber seguido por el Bernabéu. Kuranyi, ex delantero centro del Schalke, después de ver al madrileño jugar con su ex equipo, ha dicho que probablemente los de Magath puedan conseguir el título que con él no se alcanzó. Frente al Bayern lo que sí se vio es que en dos o tres encuentros más, el Schalke 04 tendrá un nuevo líder. Farfán y Metzelder ya le han sufrido sus charlas en el campo. No para de comunicarse con sus compañeros a través de ellos dos y si no están cerca no importa, el sigue indicándoles que toquen constantemente el balón. No para Raúl de gesticular y de gritar. Empieza a contagiarles su sed de victoria. Pide el balón, lo entrega, lo busca y lo reparte como si de un creador se tratara. Todos comienzan a buscarle y a admirarle. A pesar de su edad y de que algún periódico, con su presencia y el regreso de Ballack a la Bundesliga, ha señalado que es un desfile de viejos. Yo desde luego quiero a chavales de 33 años como Raúl que algún jovenzuelo con el escudo del Real Madrid a la altura del ¿corazón?