23 enero 2012

Aguila roja gusta en la Zarzuela

El reinado de Águila Roja se interrumpe esta noche, por el final de la cuarta temporada en TVE. Xabier Elorriaga, que interpreta al monarca Felipe IV en esta ficción producida por Globomedia, se levanta del trono de los lunes por unos meses, para dejar paso a otras series que están en la cola para la coronación -Isabel, sobre los Reyes Católicos, espera en TVE-. 

La vertiente regia de Águila Roja, sin embargo, va más allá. «Tengo la impresión de que la serie no pasa inadvertida en la Casa Real española», apunta en tono reservado este actor, que nació en Maracaibo (Venezuela). Insistido por este periódico, revela una felicitación del monarca de verdad al fingido, en una conversación de tú a tú: «Acudí a un acto que estaba presidido por Su Majestad y Don Juan Carlos me contó que le divertía mucho el juego con el Rey que hacía Águila Roja en la pantalla». 

El Rey no es el primer Borbón que confiesa que sigue las aventuras de la Casa de Austria. La infanta Pilar, su hermana, ya admitió cuando le preguntaron por otros programas que no tenía el más mínimo interés en la televisión... salvo en el caso de Águila Roja. 

Elorriaga, hijo de exiliados vascos de la Guerra Civil, se confiesa republicano, aunque muy interesado por los mandatarios, luzcan o no una gola: «Estudié Derecho, quería ser diplomático y mi gran pasión es la política, aunque no terminé la carrera y luego me dediqué a cubrir información internacional como periodista, además de a dar clases», recuerda Elorriaga, que ya había asumido en pantalla roles con los que tenía sobrada experiencia. «Para hacer Tesis, en cuanto le conté a José Luis Cuerda que había dado clases decidió darme un personaje que también enseñaba», rememora sobre su encuentro con el productor de esa película, que lo llevó de cabeza a encarnar al turbio profesor Castro. 

Felipe IV ha ganado peso en las últimas temporadas, aunque fuentes de la productora reconocen que los guionistas incluso tenían preparada su muerte o desaparición de la serie, ajustándose en todo caso a su reinado, que finalizó en 1665. Al final, renunciaron a cualquier tipo de golpe de Estado contra el personaje. 

El mandatario de la serie, según Elorriaga «ahora está centrado en problemas más cercanos». De hecho, las tramas palaciegas han cobrado fuerza en las temporadas más recientes. «Por la calle me dicen que soy muy malo. La gente se esperaba un rey bondadoso, pero éste toma las decisiones del poder. Es cruel como hoy día lo son los mercados o agencias de calificación como Standard & Poor's», cuenta sobre su versión de Felipe IV, siempre rodeado de amantes. «Muchas doncellas cultivan su cama», agrega con términos más bien propios del Siglo de Oro. «Es un salido», resuelve de vuelta al siglo XXI. 

Seis de las 10 emisiones más vistas de lo que va de 2011/2012 corresponden a Águila Roja, que despacha cada lunes tanto a los villanos como a la oferta televisiva del resto de cadenas. Aparte de esta serie, en ese ranking sólo figuran partidos del Real Madrid y del Barcelona, además de las campanadas de fin de año. 

La serie, desde luego, juega otra Liga. Protagonizada por David Janer, se despide a partir de las 22.15 horas de esta noche con una incorporación, Daniel Grao, nuevo comisario en la villa.
Si los datos de audiencia se mantienen, al menos uno de cada cuatro televisores encendidos conectará con Águila roja, quizás también en alguna sala de la Zarzuela.

2 comentarios:

  1. la mejor serie del mundo que han exado asta ahora en la televisión seguir a si es fantástica enhorabuenaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. fantástica la serie buen trabajo seguir a si

    ResponderEliminar