14 enero 2012

La vivienda nueva baja en Madrid

El precio medio de la vivienda nueva en la ciudad de Madrid bajó un 3% a lo largo de 2011, mientras que en los principales municipios de la Comunidad la caída ha sido del 3,8% y, a nivel nacional, la bajada media ha sido del 4%. Esta es la conclusión a la que llega el Estudio de Mercado de la Vivienda Nueva publicado por Sociedad de Tasación (ST). 

Según este informe, elaborado mediante sondeo directo en las promociones con viviendas libres en venta de entre 60 y 160 metros cuadrados y no mediante tasaciones, el precio de la vivienda nueva de tipo medio en la capital se situó a finales de 2011 en 3.191 euros por metro cuadrado construido, mientras que al concluir 2010 se encontraba en 3.290. 

Por distritos, en donde más ha bajado con diferencia ha sido en el de Villaverde (-7,1%), seguido por los de Tetuán y Puente de Vallecas (-4,8%). Donde menos ha variado el precio de la vivienda nueva es en el distrito Centro, donde apenas ha caído un 1,1%. Según ST, en Villaverde, zona en la que la vivienda a estrenar tiene el precio medio más económico de toda la ciudad (2.254 euros por metro cuadrado), el mercado de obra nueva se encuentra penalizado por la pequeña superficie de las viviendas en venta, algo que no se adapta a las nuevas exigencias de la demanda, que se interesa por viviendas más grandes. 
El precio medio más elevado sigue estando en el distrito de Salamanca (5.483 euros), seguido por los de Chamberí (4.681) y Chamartín (4.325). 

En cuanto a los principales municipios de la región, el precio de la vivienda nueva se situó en 2.232 euros por metro cuadrado al acabar el año. Los municipios donde más bajó fueron Móstoles (-9,3%), Majadahonda (-7,5%) y Las Rozas (-6,4%). Los municipios más caros de la Comunidad son Pozuelo de Alarcón, donde el precio medio se situó en 2.885 euros por metro cuadrado; Alcobendas (2.637) y Boadilla del Monte (2.605). 
Las previsiones de ST de cara al futuro inmediato pasan por que continúe la bajada del precio de la vivienda libre, ya que «cada vez en mayor grado, tiene que competir con un parque de vivienda protegida abundante, con precios y condiciones financieras sensiblemente más ventajosos para el comprador». 
Además, ST recuerda que el descenso de los precios continuará dependiendo en buena medida «de las dificultades que puedan tener las familias para la obtención de financiación para la compra» y de «la capacidad de los promotores para soportar sus niveles actuales de endeudamiento». 

El informe concluye con la previsión de que el stock de obra nueva continuará reduciéndose «lentamente», a causa de la «limitada» aportación de obra nueva que se va a ir construyendo y también «por la reconversión de parte de las viviendas disponibles a alguna modalidad de protección o alquiler».

No hay comentarios:

Publicar un comentario