23 febrero 2012

Una feria polemica

Los empresarios Ramón Valencia y Eduardo Canorea desglosaron ayer en Sevilla la Feria de Abril más polémica y enredada que se recuerde y una de las más planas. Las enfangadas negociaciones por los derechos audiovisuales de las figuras, agrupadas en el G-10 y representadas por All Sport Media, han dilatado la confección de un serial que se ha dejado por el camino a El Juli, que consideró como uno de los triunfadores de 2011, que lo llamaron tarde, y a José Tomás por diferentes motivos. 

Los gerentes del coso maestrante presentaron un Feria (del 13 al 29 de abril) compuesta por 16 corridas de toros, una novillada y dos de rejones. Las variaciones con respecto a otros años son la reducción de varias novilladas, la sustitución de la Corrida del Corpus por una novillada y la desprogramación de la corrida del 15 de agosto, mes en que cerrará la Maestranza, informa Mundotoro. 

El peso del abono maestrante lo sostienen José María Manzanares, El Cid, Castella y Luque con cuatro tardes, mientras que Morante y Alejandro Talavante harán tres paseíllos. San Miguel, que no se televisará, cuenta con un mano a mano entre Manzanares y Talavante. 

Los gerentes de la plaza de la Maestranza analizaron los puntos más polémicos. El Juli: «Nosotros no sabemos cuándo un torero se tiene que ir a América y le llamamos para tener una reunión. Roberto Domínguez nos comentó que ya era muy tarde y que había habido poco interés. La empresa le ofreció una corrida en preferia y otra en farolillos, además de Resurrección. Y nos contestó que el Domingo de Resurrección no lo veía y que iba a trasladar la propuesta a Julián. Nuevamente tenemos un contacto y El Juli argumenta a Roberto que no va a torear». 

José Tomás: «Hemos mantenido conversaciones. Nos pusimos en contacto en prenavidad. Le ofrecimos Resurrección, el 1 de mayo sin televisión, dentro del abono, y una tercera alternativa que podía haber sido el Corpus. Le dimos a elegir las ganaderías y empezamos por él para desglosar todo lo demás. Se le ofreció una subida de más del 20% con respecto al último año, pero le pareció poco. Fijamos una reunión para el 9 de enero. Ese día nos dijo que era poco dinero y le subimos. Boix se calló y nosotros ante ese silencio entendimos que aceptaba. El 14 de enero dijo que iba a contestar y hasta hoy». 

Ponce: «Sus circunstancias personales y connotaciones familiares le han hecho hacer un paréntesis». 

Curro Díaz: «Quiso dos tardes y le dijimos que era imposible». 

Perera: «Ni le llamamos ni él ha llamado». 

G-10: «Pienso que en esta batalla no va a salir nadie beneficiado, pero sí debemos darle una solución. A los aficionados hay que darles emociones e ilusiones, no guerras. En el G-10 existen distintas sensibilidades».

No hay comentarios:

Publicar un comentario