15 marzo 2012

El nuevo resucitador

Como llevamos todo el año resucitando equipos rivales, tenía la corazonada de que la visita del Betis iba a ser otra jornada descorazonadora para los pucelanos; sin embargo, ha sido una jornada de gran satisfacción en lo espiritual y de un enorme rendimiento en lo deportivo. Otra victoria -la segunda consecutiva- y tres puntitos que se me antojan clave para lo que resta de temporada. A ver si seguimos en esta línea y nos enganchamos a los puestos del playoff de ascenso. Los aficionados blanquivioletas no nos merecíamos el desastre de temporada que estábamos viviendo.

La clave es que no nos han metido un gol en dos partidos y que nuestro delantero franquicia -Guerra- ha conseguido anotar dos chicharros vitales. Este jugador, a día de hoy, es nuestro gran valedor y, posiblemente, la gran esperanza de cara a futuros compromisos. El chaval tiene calidad y un olfato de gol fuera de lo normal. Sus cifras lo demuestran. Es uno de los mejores jugadores de la categoría y, de no ser por él, nos faltarían un montón de puntos en nuestro casillero. Además, creo que Abel debe ponerle un piso o hacerle un regalo en consonancia con los favores que le está haciendo. Todo lo que haga será poco en comparación con los dos capotes que le ha echado el punta en los últimos partidos. En realidad, le ha salvado los muebles y el piso completo porque la cosa estaba más que complicada para nuestro míster y su amigo Sabas. Cabe decir, sin temor a equivocarse, que Guerra ha sido un auténtico milagro, ese guía de montaña que encuentra al excursionista perdido, ese goleador que nos permite seguir vivos y alejarnos de la zona caliente de la tabla.

Sabemos que nuestro equipo es frágil de moral y en situaciones complicadas suele venirse abajo. De habernos metido en el pozo, salir de allí se me antojaba imposible y por eso ha sido tan crucial ganar estos dos partidos seguidos. Si no llegamos a sumar en estas dos jornadas, el cataclismo nos esperaba a la puerta de la esquina. Viviremos una semana más tranquilita y si ganamos en el próximo envite, todo será mejor, más fácil y llevadero.

Nuestro contrincante del domingo -el Betis- dio pena mora. Estaban destruidos, se les veía muertos en el campo de juego y, por lo que parece, en los despachos siguen una línea parecida. Todos los equipos de fútbol andan mal en lo económico, pero lo del equipo verdiblanco debe de ser una auténtica tragedia. Nosotros no les vamos a la zaga, y como nosotros están todos. El dinero no es de goma y en la Segunda División cuesta mucho encontrarlo, por eso es tan importante regresar a Primera lo antes posible. La categoría deportiva es una cosa y la supervivencia de los clubes otra mucho más importante. Aquí es donde entran en juego los jugadores porque ellos, con su aciertos y sus errores, nos pondrán donde tengamos que estar. El siguiente match será otra final para el Pucela y sólo espero que Guerra siga con su racha y sus labores humanitarias. Otro golito y a seguir con ilusión. Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario