14 mayo 2012

El crimen de Arriate levanta ampollas

El Juzgado de Menores número 1 de Málaga celebrará a puerta cerrada las sesiones del juicio contra el menor acusado por su presunta relación con la muerte de María Esther Jiménez en Arriate el pasado mes de enero. La vista oral comenzará a celebrarse de este modo por orden del juez el próximo 2 de noviembre, y continuará los días 3 y 4 del mismo mes, según fuentes judiciales.

La Fiscalía y la acusación particular, en representación de la familia de la niña, han solicitado la misma pena: ocho años de internamiento para el menor acusado de la muerte de la joven.

María Esther, de 13 años, desapareció el 19 de enero y para su búsqueda se puso en marcha un dispositivo especial por los cortijos y alrededores de la localidad. Su cuerpo fue encontrado un día después en el interior de una caseta asociada a una piscina en las afueras de Arriate.

Un joven de 17 años, residente en el municipio, fue detenido en relación con este crimen. El Juzgado de Menores número 1 acordó su internamiento preventivo en régimen cerrado durante seis meses, periodo que fue prorrogado el pasado mes de agosto por otros tres meses más.

En su primera comparecencia ante la Fiscalía de Menores, el joven se negó a declarar. No obstante, fue citado de nuevo en junio y en esa ocasión sí declaró y se declaró inocente, reconociendo que conocía a María Esther como otros chicos de la localidad y manifestando sus quejas por el trato recibido.

La Fiscalía de Menores también citó el mismo mes de mayo a 13 personas para que declararan como testigos. Los primeros siete testimonios, de amigos y compañeros de la niña, aportaron detalles de las horas previas y posteriores a su muerte. Otros seis testigos, también compañeros y jóvenes, declararon respecto a la supuesta participación del menor detenido en relación con este crimen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario