31 julio 2012

Los tejemanejes de Bankia

Bankia no será intervenida judicialmente. Así lo decidió, ayer, el juez de la Audiencia Nacional que instruye el procedimiento de instrucción abierto contra 33 ex consejeros de la entidad. El magistrado Fernando Andreu alega que «Bankia es, de facto, una entidad intervenida por el Estado a través de una entidad de derecho público como es el Fondo de Ordenación y Reestructuración Bancaria (Frob)», apunta en un auto. 

Es más, el juez justifica su decisión alegando también que la nueva dirección del banco «es completamente distinta a la que se encontraba al frente de la entidad cuando se cometieron los hechos objeto de la investigación». Los antiguos consejeros de Bankia, con Rodrigo Rato a la cabeza, están imputados por presuntos delitos de apropiación indebida, administración desleal, falsedad en los balances y maquinación para alterar el precio de las cosas. 

En este sentido, el magistrado afirma que la intervención no está justificada, como solicitaron los dos querellantes personados en la causa abierta por irregularidades en la gestión de la entidad. Se trata del partido UPyD y del colectivo 15-M. El juez considera que, al ser distinta la cúpula administrativa del banco, no hay riesgo de que exista continuidad delictiva. 
La sustitución de los administradores actuales de Bankia y de su matriz Banco Financiero de Ahorros (BFA) se debería acordar sólo si es adecuada para superar una situación de peligro y es «estrictamente necesaria» para impedir la continuidad de la actuación delictiva, circunstancias que no concurren en el presente caso, según apunta el juez en el citado auto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario