20 agosto 2012

Sofía Vergara en azul y rosa

La vespa, Franco y el Marqués. La vespa, ese vehículo de dos ruedas y una de repuesto, que durante años fue el símbolo de la nueva Italia, ha cumplido 50 años. En España, tuvo tanto éxito, que, hasta el marqués de Cubas , nuestro único e internacional «playboy» de la época, ligaba en Vespa. Y con la Vespa y los negocios de importación, se le relacionó al yernísimo marqués de Villaverde . El escándalo fue tal que en las conversaciones de su suegro con el primo Francisco Franco Salgado Araujo , concretamente en la mantenida el 26 de octubre de 1954, el General, por defender al marido de su hija o porque no se lo creía, le dice a su íntimo colaborador: «También se chismorreó y publicó en la prensa argentina que Cristóbal había hecho negocios con la Vespa, cuando se sabe que todo es una falsedad».

Ya han empezado a parir.- La primera en romper aguas ha sido Melanie , la señora bandera de nuestro Antonio Banderas . Para evitar la inundación que nos amenaza, hay que desear que todas las que están a punto de parir lo hagan escalonadamente. Sobre todo, por el bien económico de las futuras mamás y algunos papás -que entre guardias civiles y gitanos anda el trato-. Muchas esperan el parto con la misma ilusión mercantilista de la británica Mandy Allwood , encinta de octillizos. Ellas son Belinda Washington , Rosario Flores , Eva Cobo , Carmen Morales , Rocío Carrasco , Ariadna Gil , Julia Otero , Elena Ochoa y Ana Duato . No sé quiénes han negociado ya la venta de ese paquete que incluye el parto, el primer vagido y la primera mamancia del recién nacido. Pero no lo creo de Julia, de Elena y de Belinda. El resto, serían capaces de superar a la poco escrupulosa Mandy que, lo único que busca, es lucrarse con la vida de los bebés. A ellas, Rosario, Rocío, Carmen... pienso que también les gustaría estar encinta de octillizos porque a 25 millones niño... es un pastón. Sería aconsejable que se pusieran de acuerdo para parir. De hacerlo todas al mismo tiempo, ¡menuda inflación! Se encontrarían con los problemas de la oferta y la demanda en este comercio de niños que aún tienen que nacer y... ya los han vendido.

Las cenizas de Jaime.- Yo admiraba a Margit no sólo por ser la esposa de mi buen amigo y tocayo Jaime de Mora y Aragón, sino porque siempre supo estar en su sitio con esa deliciosa media sonrisa que nunca abandonaba. El amor que siempre unió a esta pareja se ha prolongado más allá de la muerte. Maika Vergara y Angel Llamazares , han desvelado el misterio: Margit duerme todas las noches junto a una pequeña caja, en la cabecera de su cama, con las cenizas del inolvidable Jaime. «No me da ningún miedo, al contrario, me da una gran compañía». Yo que, en cierta ocasión, tuve que recoger las cenizas de un buen amigo pienso que éstas no son para ser tiradas en el mar ni aventadas sino para ser conservadas. Quizá, en la cabecera de la cama, como Margit.

La ausencia de la marquesa.- Magnífico el reportaje de Rosina Ynzenga y magníficas las fotografías de Sofía Moro , de la agencia Cover, que publica la revista de «el hijo de Sánchez», sobre ese gran vendimiador y viticultor que es el marqués de Griñón . A lo largo de nueve páginas, nos adentramos en la finca toledana de «Casa de Vacas», donde la Preysler , cuando era la marquesa, se enamoró de Boyer , cuando era el ministro. Pero este reportaje sorprende más que por la presencia de Carlos Falcó , por la ausencia de la actual marquesa de Griñón. A diferencia de su antecesora, que no se hubiera perdido esta ocasión, -«¿cree que su anterior matrimonio con Isabel hizo que la gente no le tuviera demasiado en cuenta?» -y fiel a su admirable manera de ser, ella ha preferido no aparecer. ¡Me quito el sombrero ante la autenticidad de esta mujer que, independiente de ser la señora marquesa, es, ante todo, Fátima de la Cierva , el gran milagro en la vida del marqués.

Se trata de una de las mayores infamias que han llegado a sus oídos. Alguien, al parecer con nombre y apellidos, está difundiendo la canallada de que cobraba por las audiencias. Si logra averiguar quién ha sido, que se vaya atando los machos porque, caiga quien caiga, tirará de la manta Lo de pedir miles de millones por el divorcio, se ha convertido en una fiebre. La última argumenta: «Sólo quiero lo que es mío».

No hay comentarios:

Publicar un comentario