23 septiembre 2012

Los mejores amigos del mundo

El fue mi prefiguración, la intuición que yo tenía de mi destino. No le he vuelto a ver, aunque removí muchos «rastros». ¿Existiría Tim de verdad o será que yo me lo inventé? Creo, Buhíllo, que los actuales escritores infantiles (pre)fabrican amiguitos más sofisticados pero rutinarios que los que nos proponían en mi tiempo, y eso es porque ahora todo el mundo sabe psicologia infantil y pedagogía y hay interés en que los niños sean «positivos» y responsables. Algunos de esos amiguillos perdurarán; otros, pobrecitos, se esfumarán. Aquí los tengo juntos. 

En ese lado, los más grandes: Héctor, el adolescente detective; Víctor, el muchacho soñante y perdedor... En este lado, los pequeños: David, Guille, Teo..., empeñados en enseñarnos sus palabras y sus cosas bien dichas y bien hechas. Y Bambú, el elefantito buscaamigos (o buscacontraenemigos). Y Mía Maus, la ratita que quiere' (y no quiere, yo creo) hacerse mayor.

También Ibai, que no para de imaginar profesiones, y que a mí me gustaría que quisiera ser lechero, sereno, poeta u observador de hormigas. Y Palmira, la jirafa buenaza, que tiene el lío de querer ser «femeninista» (femenina y feminista). Y Babar, el rey bueno y sencillo de la democracia de los elefantes, que se quita y que se pone la corona, igual que un señor con horario de oficina. Y el lobo Tragoncete, tan histérico y «métomeentodo»... iQué fabuloso escaparate de amigos! ¿Dónde me venderían a mí ahora un amigo como ésos, Buhíllo?

2 comentarios:

  1. Hombre! ¿Por qué no dices que esos 'fabulosos amigos' pertenecen a la sección 'Los Libros del Buhillo', que escribía un tipo que se llamaba y aún se llama Carlos Cobo y publicaba el diario El Mundo, en los años 90, en su separata La Esfera, que dirigía la inolvidable Elvira Huelbes?

    ResponderEliminar
  2. Carlos Cobo, ¡qué alegría saber de ti, aunque hayan pasado -y sigan pasando- tantos años. Ese Buhíllo está muy vivo y despierto por lo que veo. Fue un gran hallazgo tuyo, Carlos. Te mando mis mejores deseos para este año 15 que ya nos arrasa.

    ResponderEliminar