28 octubre 2012

Un tipo de alto copete mata a su esposa

Las investigaciones en torno a la muerte de María Luisa Rincón -ocurrida el pasado día 17 en Alava- apuntan a un único sospechoso, el marido de la víctima, Angel Loma Osori, director de Gestión Sanitaria del Instituto Vasco de Salud, Osakidetza.

Estas imputaciones fueron hechas en fuentes judiciales. Las investigaciones efectuadas por la Guardia Civil llevaron a la conclusión de que se trataba de un homicidio, mientras que las judiciales aseguraban que había sido un homicidio premeditado en el que el único sospechoso era el esposo de la persona que había resultado muerta. Los hechos ocurrieron el pasado día 17. A la una y media de la tarde María Luisa Rincón abandonó su domicilio diciendo a sus hijos que iba al pueblo de al lado a hacer un recado. Su marido afirmó en sus declaraciones que él no había abandonado la casa hasta las cinco de la tarde, y que después de marcharse su mujer su hijo le había preparado una bebida.

Sin embargo, según la cadena Ser, el hijo mayor de la víctima declaró que su padre, Angel Loma Osori, había salido de casa tan sólo diez minutos después que su madre y que no había regresado hasta las dos y media de la tarde. Volvió a marcharse a las cinco de la tarde con una amiga -que por el momento no ha podido ser localizada- y regresó media hora más tarde. Vecinos del pueblo de Nanclares indicaron que, al salir de misa, a las dos menos veinte, habían visto pasar el vehículo de la víctima, María Luisa Rincón, en dirección a un campo de colza. El cuerpo sin vida de María Luisa Rincón fue hallado en el citado campo de colza el pasado día 18 de junio. El cuerpo de Maria Luisa Rincón, que había sido buscado infructuosamente desde las dos de la madrugada, hora en que su marido presentó la denuncia, apareció de manera extraña, descalza y con las zapatillas de estar en casa a escasos metros del lugar donde fue encontrada.

Asimismo, el cadáver se encontraba oculto, lo que dificultó su localización. La muerte, al parecer, se produjo por apaleamiento, ya que el cadáver presentaba diversos golpes y síntomas de violencia. La autopsia ha revelado también que Marta Luisa Rincón permaneció durante tres horas desangrándose, sentada y con la cabeza entre las rodillas. Durante ese tiempo tuvo la cartera en su bolsillo y la pulsera y el reloj puestos. Esto ha podido ser comprobado por la presión que esos objetos ejercieron sobre el cuerpo de la fallecida. Tres horas más tarde, alguien con mucho peso trasladó el cuerpo sin vida de María Luisa Rincón unos veinte metros, hacia el interior del campo de Colza en el que fue encontrado.

Físicamente, Angel Loma Osori es una persona de complexión fuerte. Profesionalmente lleva menos de un año ejerciendo de director de Gestión Sanitaria en Osakidetza y es un conocido y reputado cardiólogo. En el organigrama de Osakidetza ocupa el puesto inmediatamente inferior al Director General, Mario González. Fuentes del Instituto Vasco de Salud indicaron a este periódico que ellos no tienen nada que decir, «se trata de un asunto personal y no profesional por lo que asistimos como espectadores». No obstante confirmaron que desde el fallecimiento de su esposa, Angel Loma no ha vuelto al trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario