27 marzo 2013

Esperanza Aguirre se quita los tacones


Ahora que Alexa Chung, Carlota Casiraghi y Kate Middleton, las tres it-girl por excelencia se apuntan al zapato plano, va 'Espe' -como la bautiz√≥ Wyoming- y decide bajarse del tac√≥n. Cierto es que en esta columna acostumbro a hablar de moda y tendencias, para ello me fich√≥ la dire, Ana I. Pereda, pero voy a imitar a Esperanza y ser un poco respondona. Su despedida de la pol√≠tica me ha pillado con el pie cambiado, no como a ella (siempre tan previsora) tras el atentado de Bombay, en el que apareci√≥ con sandalias y… calcetines. Esperanza Aguirre y Gil de Biedma siempre ha manejado sus tiempos como un relojero suizo y ahora, a sus 60 a√Īos, ha decidido no dar ya m√°s cuerda a su reloj pol√≠tico de mu√Īeca.

"Ya lo ten√≠a pensado antes del verano", me cuenta una amiga com√ļn. Todas las razones que expuso en su despedida sin duda son ciertas, pero me apunto a los que dicen que estaba harta de los silencios de Rajoy y que no comparte muchas decisiones del Gobierno. A esto hay que sumar que su familia le pidi√≥ que bajara el pist√≥n tras su c√°ncer, aunque ahora "est√° como un toro", me sopla otra amiga.

Una de las muchas veces que la he entrevistado y he invitado a un pitillo (ella fuma, pero jam√°s lleva tabaco) me cont√≥ que le hubiera gustado ser… ¡Escarlata O'Hara! Sin duda, algo de ese m√≠tico personaje seductor, luchador y caprichoso se esconde en su fuerte personalidad.

Ahora por fin ya es due√Īa de su agenda, con permiso de su inseparable jefe de prensa, Isabel Gallego, y podr√° acudir sin prisas a hacerse las mechas a Peque, la peluquera a la que tambi√©n acude su amiga Ana Botella; a confiar en las manos de Maxi y Maribel Y√©benes, sus fieles esteticistas, para que con sus tratamientos le ayuden a retrasar las arrugas. Ella pasa de cirug√≠as est√©ticas, pero es adicta a las vitaminas antioxidantes. Para saber cu√°nto le preocupa su imagen, s√≥lo hay que coger al peso su bolsa de maquillaje repleta de cosm√©ticos. Yo lo he hecho. "Acudo al despacho con la cara lavada y… me maquillo en el coche". Lo pude comprobar cuando, tras una entrevista, me acerc√≥ a mi casa. Un gran espejo de aumento y una l√°mpara iban sujetos al respaldo del asiento delantero derecho. All√≠, Esperanza, entre sem√°foro y sem√°foro, se aplicaba el fond de teint y pon√≠a r√≠mmel a sus pesta√Īas. Ella es as√≠.

En su armario cuelga ropa de Schlesser, Dom√≠nguez, Verino, Torretta y mucho de Zara y Mango. ¡Ah! Y de B√°sico, una marca que se vende en un piso, donde tambi√©n se viste la Infanta Elena. Una vez acudi√≥ a una entrega de los Premios de Moda de Telva vestida con un traje estampado rojo y con estrellas, como la bandera de la comunidad de la que era presidenta. No se cort√≥ un pelo. El premio era para √Āgatha Ruiz de la Prada, pero fotografiaron tanto a Esperanza que alg√ļn invitado me pregunt√≥ si era la premiada.

Esta Doris Day de la pol√≠tica, como la llama cari√Īosamente Jaime Pe√Īafiel; este verso suelto del PP, como se autodefini√≥ -lo mismo que dijo Ruiz-Gallard√≥n de s√≠ mismo- ha demostrado en sus 30 a√Īos en la pol√≠tica que es lista, mandona, espont√°nea, trabajadora y peleona. "Hered√© el car√°cter de mi abuela materna, que era vasca. Siempre hay que decir las verdades, aunque no gusten". Y no me ha gustado nada que nos dejes. Espe, cuando quieras quedamos y echamos un pitillo. Yo invito.

2 comentarios:

  1. Hola !
    Me interesa tu blog y este post está increíble, me gusta tu estilo y tengo una propuesta para colaborar juntos de la que me gustaría contarte más. Si te interesa la idea por favor envíame un mail a comunicación@cuponesmagicos.com

    ResponderEliminar
  2. Anónimo31 marzo, 2013

    Lucía deja de ir pasteando por los blogs siempre el mismo tocho, que se te ve el plumero. (Estas gallinas).

    ResponderEliminar