17 octubre 2013

Créditos rápidos sin aval

El jefe de la sección de Asistencia Técnica del Instituto Catalán del Consumo advirtió del- peligro que pueden sufrir las familias por la facilidad de obtener créditos. Este fenómeno ya se ha producido en los Estados Unidos y en el Canadá, y poco a poco se está introduciendo en los países de Europa. 

Los siete organismos, pertenecientes a cinco países (España, Holanda, Alemania, Bélgica y Francia), que han elaborado el estudio intenta que se desarrollle el mercado interno único de tal manera que el consumidor pueda contar con las ventajas de este mercado, evitando las posibles desventajas.

Así, un crédito de un millón de pesetas, a devolver en cinco años, cuesta a un ciudadano español un 20,75% más caro que a un holandés, en tomo a un 19,14% más que a un alemán, otro 14,54% más costoso que a un belga y unos cuatro puntos más que a un francés.

Aquí hay que tener en cuenta que en España la inflación es superior a los países citados, aunque también hay otros factores que influyen como los tipos de interés y los costes de los bancos.

Las entidades bancarias y de ahorros españolas cobran más caros los créditos rápidos sin aval al consumo en relación a otros países europeos.

Novell resaltó la falta de una adecuada información al consumidor sobre los servicios bancarios.

En este sentido indicó que «la información: que se da al cliente cuando va a solicitar un crédito o al formalizar un plan de ahorro podría ser más completa y más dara de lo que es en la actualidad».

Salvador Novell también manifestó que los consumidores debían informarse bien antes de pedir un crédito ya que existen grandes diferencias entre las condiciones que ofrecen las distintas entidades. «Por eso es aconsejable mirar en tres o cuatro bancos e incluso cajas de ahorros antes de solicitar un credito», indicó.

El estudio se ha realizado manteniendo entrevistas con los distintos bancos, recibiendo la misma información que se le da a cualquier ciudadano que va a solicitar créditos rápidos sin aval.


Según los datos recogidos en ese estudio, la República Federal de Alemania es el país donde las entidades bancarias cobran mayores comisiones por las cuentas corrientes. 

Bélgica y los Países Bajos son los países cuyos bancos cobran menos por sus servicios, en tanto que Francia y España también han empezado a cobrar, aunque en menor medida que la RFA.

Estos datos han sido facilitados por el Instituto Catalán del Consumo (ICC), organismo dependiente de la Generalitat, que junto a otros seis integrantes del Instituto Europeo Interregional del Consumo (IEIC) han realizado una encuestaestudio sobre «prestación de servicios bancarios: créditos al consumo. El estudio ha recogido datos del mercado crediticio y de servicios bancarios hasta el pasado mes de abril. 

Además del ICC participa en el mismo por parte española la Agencia Regional del Consumo de Asturias. 

En la presentación de los resultados de este estudio estuvieron presentes el conseller de Comercio, Consumo y Turismo de la Generalitat, Lluis Alegre, el presidente del Instituto Catalán del Consumo, Pere Carbonell, y el jefe de la sección de Asistencia Técnica del ICC, Salvador Novell.

No hay comentarios:

Publicar un comentario