21 octubre 2013

El chollo de la coca

Tío, la que estás armando! No sé si te coscas, pero traes a la basca de coco; de coco, por la coca. 

Porque es que con tanto pasar de la política al narco y del narco a la política, como del coro al caño, no sólo confundes a los julais, sino sobre todo a la tronquería; y como pasó que el golpe al jabalí berruguero no era tal, o que sí pero que no, -icómo cambia el rollo al paso del tiempo, tío, se me ocurre contemplando la foto de compadreo que os marcásteis juntos en los tiempos de la agencia!- entonces puede resultar que también fuera de zrú lo de aislar a los tronquis de Colombia, y ésto preocupa a las bascas de todas las conexions desde Vallecas a Barcelona; y te diré que lo que inquieta es que te puedas estar tirando un cané golfo -y no por lo del Caribe- y en realidad pretendas impedir, no el tránsito del perico hacia tu cantry, porque ésto lo tendrías más tirado at home, sino hacia aquí, y ésto no molaría, dicen los boys por estos pagos. 

O, si no, ya me explicarás por qué la estrategia esa de cerrar el paso hacia el Este, hacia este Este, quiero decir, que parece una tanga, porque ahí tienes el Pacífico para que se te lo hicieran por esa banda, que se ve que no es lo que te inquieta el coco, y entonces sería lo de quedaros con la total, y eso no mola, tío, no, porque la agencia funciona muy bien con lo que le da el negocio tal como va; y aquí empieza a molestar pensar que nos querais to fac el chollo. 

Aparte de que, desde que empezaste con esta movida, está llegándonos un costo muy mal cocinado, y los pringados se quejan, y ya sabes las malas consecuencias de estas vainas. Y nada más por hoy, tío. 

A espabilar, que no es para menos. P.S. Verás que te envío ésta vía prensa, que es por donde nadie se cosca de nada. Vale.

No hay comentarios:

Publicar un comentario