27 octubre 2013

La fuerza de las rebajas

Pero aunque «los padres eduquen a sus hijos de tal manera que no sobrevaloren el dinero, "hasta el niño más tonto acaba dándose cuenta de que en esta sociedad lo más importante es el dinero" Y sobre todo si su madre se coloca la VisaOro entre los dientes y, tipo kamikaze, se lanza a gastar sin control, a conseguir el chollo o la ganga que le permita competir, rivalizar con su vecina.». 

Modo de vivir importado de los Estados Unidos, hay países, no obstante, que lo llevan más crudo todavía con la influencia americana. Lean, si no, lo que cuenta el presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez, a Alberto Míguez, de La Vanguardia: «Los norteamericanos creen sinceramente que ayudan a la democracia en Latinoamérica con acciones como la de Panamá. No nos escuchan, nos subestiman. Consideran que tienen derecho a usar la fuerza cuando les conviene y se niegan a actuar como socios, como aliados. 

Los problemas, nuestros problemas -que son también los suyos- los resuelven a su manera». ¿También los relacionados con la droga? También: «Desde luego resulta inconcebible que tras el clima creado en todo el continente por la invasión de Panamá se les haya ocurrido enviar a la flota frente a las costas de Colombia sin que previamente hubieran llegado a un acuerdo con el Gobierno colombiano. 

La visión que tiene la opinión pública norteamericana sobre este problema es que somos los latinoamericanos quienes estamos envenenando a Estados Unidos con "nuestra droga"Ni siquiera son capaces de ubicar o distinguir a los países productores de coca; todos en el mismo saco. Por lo demás, si no hubiera demanda no habría oferta ni producción. El papel de Norteamérica como financiador y consumidor de droga es primordial en el proceso del narcotráfico».

No hay comentarios:

Publicar un comentario