18 marzo 2014

Julie Delpy está amargada

Un hombre y una mujer de vacaciones en Grecia. Los años han pasado por su amor, la vida se les ha echado encima. La rutina, el aburrimiento, las frustraciones... El sol se pone sobre el Egeo mientras el matrimonio medita sobre qué les ha pasado. Eso es, en esencia, Antes del anochecer. 

Una demoledora disección de la pareja que encabeza el ranking de la crítica cinematográfica en España y que se ha convertido en un filme de culto en nuestro país.

Los actores que dan vida al matrimonio son la francesa Julie Delpy y Ethan Hawke (42), quienes además firman el guión de esta cinta con poso amargo. Una amargura amorosa que ambos intérpretes, divorciados, conocen bien y de la que han podido escribir de primera mano. Especialmente, Hawke, que llegó a perder casi siete kilos cuando rompió su matrimonio con la actriz Uma Thurman en 2004.

El actor, al que esta película ha devuelto al primer plano, ha reconocido a The Guardian que el tiempo posterior a su ruptura fueron sus "años negros". "Aquello resultó la muerte de un sueño. Obviamente, fue difícil de muchas maneras. Por ejemplo, ya no podía ejercer la paternidad del modo en que quería... Y bueno, ¿cómo es esa frase de Dante? Llegué a la parte del bosque en el que el camino recto se pierde".

A pesar del dolor que se desprende de esta referencia cultureta, lo cierto es que fue él mismo quien se encargó de desvelar a aquella familia rubísima y pluscuamperfecta.

El actor conoció a la musa de Tarantino en el rodaje de Gattaca en 1997 y un año después ya se habían casado. Eso sí, ella rechazó dos veces su propuesta marital. Juntos formaban una de las parejas más envidiadas de Hollywood. Él ganaba 12 millones de dólares por filmes como Training Day, una película por el que le nominaron al Oscar, mientras ella alternaba rodajes con Woody Allen y películas de acción. En lo personal, todo parecía ir viento en popa y tuvieron a los pequeños: Maya (15), de la que la actriz se casó embarazada, y Levon (11).

No hay comentarios:

Publicar un comentario