01 abril 2014

Agatha Ruiz de la Prada luciendo vestido

Jean Paul Gaultier adora España donde se inspira para hacer sus geniales diseños. 

Agatha Ruiz de la Prada llevó su moda a París hace ya muchos años y allí tiene su casa. "Mi currículum tiene muchas páginas francesas", contaba Agatha en la fiesta donde recibió junto a Gaultier, el Premio de Diálogo, la asociación de amistad hispano-francesa que preside José Luis Leal, ministro de Adolfo Súarez. 

Agatha lució un vestido espectacular con los colores de la bandera francesa y su hija Cósima una boina que homenajeaba a Francia. Cósima acaba de licenciarse en Historia en la Universidad de Boston, pero ahora empieza a trabajar con Agatha. "Mi madre me necesita y yo encantada". Y de moda ha sido la pasarela Adlib de Ibiza, que ya lleva 41 años predicando la libertad en el vestir y el blanco de las casas payesas. 

Después de la muerte de Smilja Mihailovitch, la presunta princesa yugoeslava inventora de Adlib y personaje ibicenco genial, el nivel de glamour de las aquellas ediciones nunca fue ni siquiera igualado. Aquel front row con las Zu Wittgenstein ancestros de Corinna o Laurent Fabius, primer ministro francés, lo ocupan hoy los personajes de Sálvame Deluxe. Es lo que hay. Pero la moda Adlib sigue y ha sabido reinventarse. 

Este último desfile tuvo un gran nivel, presentado por Silvia Jato, más que feliz porque su novio, Enrique López, acababa de ser elegido magistrado del Constitucional dentro del grupo conservador. 

La pasarela se instaló en el espléndido Club Naútico de San Antonio, 25 millones de euros de capital privado, que ha cambiado la fisionomía de Ibiza. 

La marca Adlib existe, se fabrica, se vende y es un símbolo de identidad de la isla. Ibiza abre temporada con Kate Moss escondida en una cala o Di Caprio, que pasó por el Ushuaia, hotel de moda de Los Matutes donde empieza el estruendo musical desde por la mañana. De ahí que quizá el único del mundo que tiene tapones para los oídos en la mesilla de noche. El hotel también ofrece salud. 

El gurú americano del yoga, Lauren Imparato dio una lección magistral para VIP`s, a 38 º a la sombra. En Madrid, la exposición The Kennedys en Loewe de Serrano, es una lección de estética y de historia. Y la fiesta de los Barraquer en Barcelona mezcló política y glamour: los Pujol, Mas o Miguel Roca, abogado de la Infanta Cristina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario