29 abril 2014

La rivalidad entre Mariló Montero y Anne Igartiburu

La entrevista más esperada en TVE no era la de Pérez Rubalcaba, tampoco la de Mariano Rajoy. Era la de Anne Igartiburu a Mariló Montero. Ambas presentadoras de La 1 han protagonizado una polémica la última semana a raíz de una dura entrevista de Montero a Igartiburu. 

Lo que debió ser una entrevista de promoción se convirtió en un ataque. Se reencontraron ayer, una semana después. La primera devolvía la visita a la segunda. Expectación y morbo que derivó en flores y autobombo entre ambas. Nada más verse, un abrazo a modo de pipa de la paz. Pelillos a la mar, y tan amigas.

La excusa del reencuentro del perdón era que Montero presentaba un libro. Le entregó uno a Igartiburu, con dedicatoria, que ésta leyó: «Para mi compañera Anne. Salud y suerte, con todo el cariño». «Como no puede ser de otra forma», apostilló rauda Montero.

- Para todo aquel que tenga algo más que decir, comentó Igartiburu a raíz de la dedicatoria.

- Nadie tiene más que decir, contestó Montero.

- Te diría muchas cosas, pero si no las dices tú... Gracias por estar ahí.

- Gracias a ti.

La 1 aprovechó el morbo de la entrevista para intentar lograr audiencia y lavar la imagen de Montero, que presenta La mañana de La 1 y que ya había pedido perdón y asumido su error en una columna de opinión publicada el sábado en El diario de Sevilla. «Una metedura de pata. No hay ningún tipo de rivalidad», ahondó Montero ayer en el programa + gente. «Sin mala intención. Se magnifica todo».

A las dos presentadoras se les vio con ganas de zanjar el asunto. «Ahí estoy para lo que quieras», se despidió Igartiburu de Montero, que replicó: «Te deseo mucho éxito». Lo dicho, amigas para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario