04 diciembre 2014

Encuentran a una niña en situación de abandono durmiendo en una cuna

El fuerte hedor que salía de la vivienda alarmó a los vecinos, y alertaron a las autoridades sanitarias. Gracias al aviso, agentes de la Guardia Civil rescataban en un inmueble vacío y lleno de residuos del municipio de Estepona a una menor que dormía en una cuna, sin que ningún adulto cuidase de ella.

La Guardia Civil de Málaga informó ayer del servicio prestado junto a los responsables de Bienestar Social de Estepona en una vivienda del municipio en estado de abandono, y donde varios perros sarnosos campaban a sus anchas.

Según el instituto armado, la llamada de un vecino llevó a los agentes a acudir a la vivienda, donde se encontraron a los perros con sarna y en condiciones higiénicas "deplorables".

Los agentes de la Guardia Civil procedieron, con el consentimiento del propietario, al registro del domicilio, tras haber recibido aviso por parte de los vecinos del estado de insalubridad existente en el edificio y del hedor que partía de la vivienda.

Durante el registro se confirmó el mal estado en el que se encontraba la vivienda y se encontraron numerosos excrementos de perros, insectos muertos, ropa y restos de comida, según se relataba en un comunicado remitido ayer desde la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga.

En la terraza de la vivienda los guardias civiles hallaron ropa tendida correspondiente a un menor, y dentro de la vivienda encontraron una cuna en uno de los dormitorios y juguetes tirados por todas partes.

Asimismo se verificó que los perros que había en el interior de la casa tenían sarna, que no estaban desparasitados, y que tampoco tenían la vacuna antirrábica, todo ello con el consiguiente riesgo de poder provocar enfermedades contagiosas para el ser humano.

Al día siguiente del primero de sus registros los agentes se personaron de nuevo en la vivienda acompañados de responsables de Bienestar Social del Ayuntamiento de Estepona, y encontraron a la mujer que vivía en el domicilio en la calle, ya que se había dejado las llaves dentro del domicilio.

En la casa, y sin que ningún adulto cuidase de ella, los agentes encontraron a la menor durmiendo en la cuna.

Tras algunas pesquisas los guardias civiles también corroboraron que los padres se ausentaban del domicilio con frecuencia, dejando a la menor sola y encerrada en el interior del inmueble.


Los responsables de Bienestar Social del Consistorio de Estepona se hicieron cargo de la menor para ubicarla en un domicilio idóneo y los agentes retiraron los perros, que quedaron en poder del Ayuntamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario