03 enero 2015

Piden que bajen los años de los coches que se puedan acoger al plan Pive de 10 a 8

Germán López Madrid, presidente de Volvo Cars en España y, al mismo tiempo, de la Asociación de Importadores Aniacam ha pedido al Gobierno que reduzca de 10 a ocho los años que debe tener un automóvil para acogerse a las ayudas de los Planes Pive que se puedan aprobar en el futuro. 

El primero de ellos, el Pive 7 que se pondrá en marcha el próximo año y cuyas condiciones todavía no están fijadas.

El motivo de la demanda es acelerar la renovación del parque de automóviles español, cuya edad media se sitúa ya en los 13 años.

En la propuesta se incluye también que puedan beneficiarse de las ayudas los coches usados de hasta cinco años. Esta es una vieja reivindicación de Germán López que, en tiempos del Plan Prever, logró que fueran incluidos los seminuevos.

Sin embargo, en estos momentos parece más difícil su inclusión, aunque sólo sea por el origen de las ayudas aportadas. En el Prever, venían sólo del Estado; en el Pive, de los 2.000 euros, 1.000 los pone la marca y el resto, la Administración.

El presidente de Aniacam propone que, en los usados, la ayuda sea de la mitad, pero no está claro el interés para una marca en primar con 500 euros el cambio de un coche viejo por uno usado, antes que por uno nuveo, por más que todas tengan departamento de vehículos de ocasión.

De acuerdo con las previsiones que maneja el presidente de la filial española de Volvo, el mercado del automóvil español cerrará 2014 con unas 857.000 unidades vendidas de vehículos ligeros de pasajeros (turismos y todoterreno), lo que supondrá un crecimiento del 17 % respecto a 2013. 

Diciembre está manteniendo el mismo ritmo de matriculaciones que en noviembre, por lo que es previsible que el mercado suba un 18 % respecto al último mes de 2013. En 2015 deberían superarse las 900.000. 

Señaló también que el mercado de coches usados se mantendrá en la misma proporción de dos a uno con respecto al de nuevos, que se corresponde con la media europea.


Con una visión a medio plazo, considera que se mantendrá el predominio de las ventas a particulares que pasarán del 56% del total que suponen hoy, al 58%. Pero no cree que lleguen a superar el 60%, como ocurrió antes de la crisis. 

También espera un crecimiento entre las ventas a flotas, que pasarán del 24% al 26%, incluyendo en ellas las ventas en renting, que ya suponen el 12% del total. En cambio, espera un descenso del porcentaje de las compras de compañías de alquiler, que ahora representan el 20% y que deberían bajar al 16%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario