09 mayo 2015

El culturista que quería ser como el increíble Hulk

Romario es un culturista brasileño de 25 años de edad que llegó a tener tal obsesión por muscularse que estuvo apunto de perder los brazos por inyectarse una mezcla de petróleo con analgésicos y alcohol para llegar a potenciar sus músculos.

Su objetivo era poder llegar a parecerse al increíble Hulk, tanto uso de Synthol como rellenador sintético ha estado apunto de costarle la vida aparte de poder llegar a perder los brazos.

Romario asegura que “El médico me dijo que tendría que amputarme los brazos”“quiero que otras personas sean conscientes de los peligros que esto conlleva, no vale la pena”.

Llegó a hacer verdaderas locuras por conseguir la musculatura que tanto quería “Mis músculos empezaron a solidificarse”, explica, “eran como auténticas rocas, no podía inyectarme con agujas normales y llegué a utilizar agujas para toros.

Romario dejó de inyectarse pero aun así sufría dolores realmente fuertes en los brazos y llegó a tener una insuficiencia renal. Ya lleva dos años sin inyectarse y aunque sigue queriendo alcanzar su sueño de llegar a ser culturista asegura que lo hará de manera limpia y trabajando mucho para conseguirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario