04 noviembre 2015

La mujer más gorda del mundo pierde 230 kilos

La que ha sido hasta el momento la mujer más gorda del mundo Catrina Raiford ha logrado dejar 230 kilogramos sin necesidad de recurrir a la cirugía estética.

Con la media tonelada que pesaba llegó a ser la mujer más gorda del mundo, llegando incluso a estar postrada cinco años en una cama porque no podía ni moverse. Durante esos agoniosos cinco años llegó a sufrir complicaciones respiratorias, debido al exceso de masa corporal.

Y fue justo por ese motivo por lo que los médicos le obligaron a seguir una dieta bastante estricta en la que sólo podía comer pequeñas porciones de carne sin nada de grasa, fruta y verdura. Lo que es realmente una dieta sana.

Pero ahora le queda otro gran esfuerzo y es poder deshacerse del exceso de piel que tiene al perder 230 kilos, ese exceso de piel equivale más o menos a 63 kilogramos.


La vida le ha cambiado por completo, después de tantos años de sedentarismo y comer mal, ahora asegura que le encanta el deporte, el gimnasio, el running y notar que está en formar.

Además afirma que ha estado demasiado años en la ama y ahora solo quiere ser libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario