06 noviembre 2015

Una novia comparte una baile en su boda con el donante de médula que le salvó la vida

Greta Hokanson era una niña de 16 años cuando los médicos le dijeron que tenía leucemia. Pero llegó a tiempo un donante que le salvaría la vida, Danny Daniels, quién le donó su médula ósea.

Si no llega a ser por el seguramente nunca habría podido conocer a su novio, Tony Hokanson, ni podría haberse casado ni vivir la vida tan feliz que lleva.

Así que decidió invitar a Danny a su boda para compartir con el lo que sería el día más feliz de su vida y contribuyó a que así fuera.

Ambos compartieron un bonito baile con la canción ``Angels Among Us´´ de Alabama de fondo donde Greta no pudo contener las lágrimas de emoción al pensar que sino fuese por el, nunca podría haber llegado a casarse.

Gracias a la agencia de Be The Match, una agencia que facilita la búsqueda de donantes para personas que necesitan un trasplante, Danny se mantuvo dos años en el anonimato pero alfinal cedió a conocer a Greta por la insistencia de ella en querer conocer a la persona que le había salvado la vida.

Desde el primer momento que puso fecha de boda supo que quería que su héroe estuviera con ella en su boda, por eso reconoce que cuando ambos estaban bailando en la pista de baile : "Se me llenaron los ojos de lágrimas. Significa el mundo para mí. Sin Danny quizá no hubiera celebrado mi boda".

Tony conoció al salvador de su novia en su propia boda y asegura que ``Fue un honor conocerle. Es un hombre generoso y fue maravilloso tener la oportunidad de poder hablar con él y conocerle mejor. Sin él y la Fundación Be The Match, habría muchas posibilidades de que no hubiera conocido a mi esposa´´.

No hay comentarios:

Publicar un comentario