09 agosto 2016

Las botas de agua Hunter

Luces, guirnaldas, espumillón y árboles adornan ya las calles de Madrid. El ambiente festivo comienza a contagiarse y las apretadas agendas navideñas están que echan humo. Copas de cava, cócteles y cenas se solapan con comidas, reuniones familiares y festivales escolares. 

Vestir de forma adecuada para cada ocasión se convierte, a veces, en una misión imposible y la cosa se complica más si, además, se va acompañado de niños. Para los padres que quieran poner de tiros largos a sus retoños sin caer en lo cursi sugerimos cuatro direcciones con un tipo de ropa más vestida que la que habitualmente llevan los niños. Chez Pois, en Claudio Coello, es el nombre de una tienda deliciosa. 

Decorada en tonos pastel con papel pintado a rayas, pufs de capitoné y arañas de cristal asemeja una boutique de alta costura a escala. Abierta en febrero de este año tiene ropa y complementos para niños de entre 0 y 6 años. Sus dueños apuestan por la multimarca e intentan traer a España firmas extranjeras poco conocidas como Fleur des Pois, Charabia, Il Gufo, Petit Bateau o Simple Kids que mezclan con prendas de fabricación propia. 

Esta temporada han acertado con la ropa adulta en versión mini: abrigos de tweed, americanas, chalecos A escasos metros Melly Mello vende las creaciones de Caroline Stephan. Un pequeño espacio ambientado en la estética retro de los 60, con papel pintado de flores y percheros cromados de donde cuelgan los diseños de fabricación propia, despunta como una de las tiendas de ropa infantil más originales de Madrid.Caroline Stephan explica cómo cada estación complementan «el universo Melly Mello» con prendas y accesorios que encajan en su colección. 

Este año se han decantado por los vaqueros Finger in the Nose, las botas de agua Hunter y las preciosas bailarinas de Repetto. La tendencia a diseñar prendas que imitan al mundo adulto también se hace presente aquí, con gabardinas reducidas, abrigos de tweed, camisas básicas, corbatas, chalecos de pelo y pantalones de espiguilla. Para gustos más clásicos Papo D'Anjo es una buena opción. Instalada en la calle Velázquez, esta firma portuguesa tiene básicos para edades comprendidas entre 0 y 14 años. 

El precio de la ropa varía de acuerdo a las tallas. Aquí se pueden comprar abrigos clásicos para niño y niña, conjuntos escoceses de pantalón y chaqueta, vestido y abrigo o pichi, camisas con cuello babero, jerseys de todo tipo y, como novedad esta temporada, vestidos y conjuntos de terciopelo de inspiración oriental en varios colores. 

Por último, en el callejón de Jorge Juan encontramos Hadas del callejón, de espíritu bohemio con firmas como Honoré, Maan, Zef, Oscar et Valentine, y la exclusiva en España de la firma holandesa Jil&Sil, cuyos diseños recuerdan los trajes de niños de principios de siglo. Esta tienda resulta ideal para el público que busca algo diferente con cierto toque retro, con colecciones para bebé en cachemir, camisas de seda, americanas con coderas multitud de opciones se agolpan en un espacio realmente acogedor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario