13 julio 2017

Cary Lapique metida en asuntos de drogas

Alfredo Fraile, su mujer María Eugenia Peña Soto, y Alfonso Cortina de Alcocer y su esposa Miriam Lapique, hermana de la mujer de Carlos Goyanes, prestarán declaración el próximo lunes ante el juez que instruye el sumario del narcotráfico. Junto a ellos han sido citados a declarar Gustavo Horcher, su esposa Ana Cotoner Goyeneche y José Carlos Rodríguez Sánchez, de profesión mecánico. Todos ellos firmaron ante notario el pasado mes de julio un acta de manifestaciones en la que aseguraban que en el período comprendido entre finales de julio y principios de agosto del año 1988 estuvieron junto a Carlos Goyanes en Baleares, en un barco alquilado, en donde pasaron unos días de vacaciones. Uno de de los firmantes, Rodríguez Sánchez, asegura ser el mecánico del barco. Ante el notario manifestó que conocía al matrimonio Goyanes, y que el día 29 de julio recibió el encargo de acondicionar la embarcación.

El resto afirma que hicieron vida familiar con Goyanes y con su mujer Cary Lapique y que durante este tiempo su actividad se limitó a paseos en barco por las islas y a cenas en restaurantes ibicencos.. Con dicha acta, los firmantes pretendían demostrar al juez Baltasar Garzón que Goyanes no pudo participar en esas fechas en una reunión con presuntos narcotraficantes en el restaurante Molino Rojo de Valencia, tal y como consta en la declaración del arrepentido Ricardo Portabales. En sus diversas declaraciones ante el juez, el narcotraficante arrepentido no precisa que la reunión se celebrase en agosto de 1988. El propio magistrado pregunta a Goyanes en su primera comparecencia en el Juzgado dónde estuvo y permaneció los meses de julio y agosto de ese año. Garzón no admitió en su día el acta de manifestaciones y los citó para el día 10 de septiembre para que prestarán declaración ante el juzgado. Gonzalo Rodríguez Mourullo, abogado de Goyanes, presentó un recurso de reforma y subsidiario de apelación contra la inadmisión del acta de manifestaciones. La defensa de Goyanes ha basado toda su estrategia en descalificar el testimonio de Portabales, por entender que ésta es la única acusación que existe contra el empresario.

En su primera declaración, Goyanes dijo que sólo había estado en Valencia en el año 1980 o 1982, como integrante del equipo de fútbol sala Interviú Lloyd's. Asimismo, negó conocer a José Manuel Padín Gestoso, alias «Manolo el Catalán», Fidel Sánchez, José Paz Carballo y Albino Paz Diz, a los que Portabales menciona como asistentes a reuniones con Goyanes en Valencia y Castellón para tratar de la distribución de cocaína y hachís. . En su careo ante Portabales, Goyanes dijo recordar haber estado en Valencia en los primeros días de mayo de 1988 para acompañar a su mujer a una exposición de joyas. El empresario afirmó que sólo permaneció unos días en la ciudad y que estuvo con personas que podían acreditar que lo que decía era cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario