17 julio 2017

El cielo esmeralda

Tenía ganas de hacer una coreografía sobre un libreto interesante -explica Merche Esmeralda-, basada en la danza española pero con toques contemporáneos. Se lo conté a Víctor Burell -agrega- y enseguida tuvo la idea de hacerlo sobre El cielo protector, porque su argumento podía quedar muy bien plasmado en danza». Desde ese primer momento, ha transcurrido más de un año y medio para que el ambicioso proyecto tomase su forma definitiva. El Ballet de Murcia representa, con esta obra en su repertorio, la primera compañía de danza española que lleva a escena una pieza actual alejada de los temas tradicionales. «Cuando ya habíamos encontrado coreógrafo y compositor -continúa Esmeralda- decidimos escribir una carta a Paul Bowles en la que le pedíamos permiso para adaptar su novela a la, danza española.

Le enviamos un montón de información aparecida en los periódicos sobre la compañía y, sobre todo, le expresamos nuestra seriedad para llevar a cabo este proyecto». Bowles, sorprendido, les contestó enseguida y favorablemente. «Nos mandó una carta muy bonita, llena de cariño -añade Merche- diciéndonos que le hacía mucha ilusión este proyecto porque nunca hubiera pensado que El cielo protector se llevaría a la danza. Además -termina la bailarina- nos ha permitido trabajar sobre su novela sin pedir nada por los derechos».

El resultado ha sido bien recibido por el público de Madrid. La coreografía de Marco Berriel (cuyo precedente es la creación Romance amargo) está bien armada, no tiene altibajos y consigue mantener al espectador atento. Rafael Reina se ha recreado con las escenas de conjunto, componiendo melodías muy folkloristas, dejando el terreno menos sensual para los fragmentos que interpretan por separado los solistas. «Cuando terminemos las actuaciones -asegura Merche Esmeralda- queremos grabar un vídeo para mandárselo a Paul Bowles, aunque quizás se lo llevemos en mano porque nos gustaría mucho conocerle». El personaje que interpreta la directora del Ballet de Murcia le ha ofrecido la oportunidad de expresar con la danza sentimientos que nunca había llevado a escena.

«Probablemente -afirma- mi vida tenga un poco que ver con la de la protagonista. Las dos estamos llenas de inquietudes y, como ella, algunas veces me siento vacía y me cuestiono muchas cosas sobre mi existencia. Es una interpretación nueva para mí -concluye, porque no tiene nada que ver con mis personajes en Medea, Soleá o Don Juan». Rosita Segovia, Victoria Eugenia y Mario Maya han creado el resto de las coreografías: Estudios, Variaciones -la mejor pieza de Escuela Bolera que se ha hecho hasta ahora- y Flamencos de la Trinidad, una breve coreografía sobre ritmo de alegrías que deja una agradable sensación como cierre de la primera parte. El presupuesto de este programa, según Merche Esmeralda, ronda los treinta millones de pesetas.

«Es que nosotros aprovechamos muy bien el dinero -afirma la directora del Ballet de Murcia- pero todavía necesitamos muchas cosas para no tener ciertos problemas. Estos dos años se me han pasado volando en mi vida -añadeporque no tengo tiempo para descansar. Sin embargo, no se me han hecho nada cortos en cuanto al gran esfuerzo que significa continuar llevando la compañía». Con la rentabilidad que el Ballet supone para la comunidad de Murcia, Merche Esmeralda no está satisfecha con la ayuda que reciben: «Tenemos ideas pero lo que fallan son las posibilidades porque no recibimos el suficiente apoyo económico, moral y afectivo para realizar estos proyectos».

Sobre la salida de José Antonio del Ballet Nacional Español, Merche Esmeralda se expresa de forma comprensiva: «Lo siento porque es una persona muy conocedora de la danza -asegura-, aunque por otro lado me alegro porque si es su decisión será porque se está preparado para realizar cosas tan importantes o más que dirigir el Ballet». Merche Esmeralda se identifica con las inquietudes del que fuera director suyo en su etapa en la compañía nacional. «Yo estoy en la danza para dar cada día un paso adelante. Todo proyecto que suponga un punto importante en mi carrera -concluye- es siempre una gran satisfacción». El Ballet Región de Murcia ha estrenado en Madrid la que puede ser su obra cumbre con una gran aureola de curiosidad por el resultado que éste pueda tener, la dirección corre a cargo de la gran especialista Merche Esmeralda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario