Customizar azulejos con láser

El Instituto de Tecnología Cerámica está investigando nuevas soluciones cerámicas para la construcción y el hábitat, los dos grandes retos de futuro que tiene abiertos la industria azulejera española.

El director de la Asociación de Investigación de las Empresas Cerámicas (AICE), Carlos Feliu, resaltó que la cerámica precisa de nuevas líneas de diversificación y especialización. «Para ello es necesario dejar de pensar sólo en producción para dar el salto a la búsqueda de soluciones globales para el cliente», insistió.

Por ello, buscar soluciones para la construcción y el hábitat son dos de los grandes objetivos de las investigaciones que se desarrollan en el ITC, con sede en Castellón.

Arnaldo Moreno, subdirector de AICE, enumera algunos de los proyectos en los que se está trabajando en la actualidad. El aprovechamiento de la energía solar mediante la búsqueda de materiales que se puedan insertar en los elementos constructivos, como cerámica bioclimática, e innovar en los sistemas de colocación otorgando propiedades mecánicas a las piezas cerámicas son sólo dos líneas de trabajo en las que está inmerso el ITC. Respecto al hábitat, Feliu es contundente al afirmar que el modelo de clústers está cambiando. «Cada clúster está evolucionando a uno sólo, el de mercado, de ahí la necesidad de que el sector cerámico trabaje de forma conjunta con otros como el del mueble o textil», informó Feliu.


Para ello se ha constituido el Observatorio de Tendencias del Hábitat, que ayuda a las empresas de todos los sectores relacionados a tener un escenario en el que poder interactuar para establecer alianzas. «El aumento de la participación de empresas azulejeras en Casa Pasarela es una muestra del cambio de mentalidad que se está produciendo en la industria cerámica», apuntó Feliu.

El director de AICE recuerda que el Instituto de Tecnología Cerámica es uno de los miembros de la Red de Nanotecnología del Hábitat (Renac), donde todos los institutos tecnológicos y las universidades valencianas, excepto la de Elche, estudian las aplicaciones de la nanotecnología en el mueble, textil, construcción, metal, electricidad y, por supuesto, cerámica.

Feliu insiste en la necesidad de ofrecer soluciones globales para que las empresas cerámicas puedan afrontar con éxito la competencia creciente de los nuevos países competidores, principalmente China. «Quien no ofrezca el plus del servicio no podrá competir contra el gigante asiático».
Además, Feliu considera que la especialización es otro de los caminos que el sector azulejero debe recorrer, «y muchas empresas ya han empezado».

«Hasta hace pocos años, todas las empresas hacían de todo, ahora se está viendo que esto no es rentable». Para que cada empresa cerámica busque su hueco, Feliu recuerda el trabajo que se está haciendo desde el Observatorio del Mercado. «La sinergia entre AICE y las azulejeras crece de manera exponencial», concluye el responsable de la asociación.

Tecnología láser para 'customizar' azulejos
La decoración de cerámica y vidrio con tecnología láser está de moda, como se pudo ver en la última edición de Cevisama. Por eso, es una de las investigaciones que desarrolla el ITC a través del proyecto europeo Custocer. El objetivo del programa es que, con tecnología láser, se pueda obtener la decoración personalizada de productos de cerámica y vidrio. Además, el cliente podrá realizar su propio diseño y enviarlo por internet al fabricante.
Para ello se han estudiado diferentes técnicas de decoración mediante láser, además de pigmentos y esmaltes óptimos. También se han elaborado prototipos y se ha adaptado una herramienta informática.

La empresa de tercer fuego Decorker actúa como coordinador de Custocer, si bien el ITC apoya las tareas de coordinación y gestión del proyecto. El fabricante francé Cerlase, de equipos y sistemas con láser utilizados para la decoración de cerámica, vidrio y otros materiales, también participa aportando su 'know how'; el ITC pone su equipo de tecnología láser y su personal cualificado, al igual que AIDO; y la firma italiana Smalticeram, con una importante y activa filial en España, también participa en Custocer, desarrollando esmaltes específicos.

Comentarios