19 noviembre 2014

Llega a las ciudades inteligentes el Big Data

Las ciudades que vienen pasan por la gestión del llamado big data –información de sus ciudadanos a gran escala– y el auge de las redes móviles. Una mezcla que transforma el escenario urbano en un plató más propio de Gran Hermano o de El show de Truman.

Una de las plataformas pioneras es la que presenta Abertis en Smart City, el congreso que se celebra hasta mañana en Barcelona con la presencia de más de 400 capitales y 232 empresas. 

Se trata de Smart brain, una herramienta que permite gestionar y cruzar todos los datos del Ayuntamiento con los de los sensores inteligentes extendidos por las calles, las empresas privadas que prestan un servicio público –suministro de agua o de basuras, por ejemplo– y lo que se dijo en las redes sociales.

"Imaginemos que tenemos información de cada una de las plazas de zona de carga y descarga que hay en Barcelona: si la ponemos al alcance de las empresas de transporte, éstas podrán hacer rutas más eficientes para el reparto de mercancías", explican desde la compañía.

Otra de las tendencias es desarrollar soluciones pensadas para dispositivos móviles. Uno de los proyectos que más atención ha despertado en la feria son unas farolas que se alimentan con energía solar y que permiten cargar todo tipo de smartphones y tablets. 

O una especie de estación wifi, que lleva incorporada una pantalla para consultar toda la información relativa a la ciudad con placas solares.

Por su parte, el Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat y la empresa Orange han llevado a cabo una experiencia piloto con la tecnología 4G broadcast, que permite el envío masivo de contenidos multimedia a un número ilimitado de usuarios que se encuentren en una zona determinada. 

Por ejemplo, permitiría enviar imágenes desde ángulos diferentes en conciertos o eventos culturales, o bien estadísticas y vídeos con repeticiones en competiciones deportivas.

Otra de las novedades que se pueden ver en Smart City es un dron desarrollado por la UPC para desplazarse al lugar de un accidente y ofrecer imágenes en alta resolución del incidente para activar al Servei d’Emergències Mèdiques. Podría volar a 100 kilómetros por hora y llegar al lugar afectado en tres minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario