29 julio 2013

Bon Jovi da un concierto a la hora de la merienda

A una hora tan poco habitual como las seis y media de la tarde, el grupo norteamericano Bon Jovi ofreció ayer un concierto gratuito en la explanada situada junto a las Fuentes de Montjuïc. Así, la banda aprovechó su estancia en Barcelona para participar en la gala de entrega de premios de la MTV para presentar los temas de su reciente y último trabajo, Bounce.

A pesar del horario extraordinadio de la convocatoria, que fue anunciada por sorpresa el pasado sábado, alrededor de 10.000 personas asistieron a la actuación de la banda de Jon Bon Jovi, que duró poco más de una hora.

Desde antes del mediodía ya habían empezado a concentrarse algunos espectadores frente al escenario de Montjuïc, en una cifra que iría incrementándose hasta prácticamente el mismo momento en que finalizó la actuación, cuando tanto la explanada como las escaleras de acceso ya estaban completamente llenas -incluso se llegaron a producir algunas avalanchas- y la gente empezaba a ocupar la plaza inferior, con la fuente luminosa poniendo la nota de color al concierto.

A pesar de lo temprano del horario, no se observó la presencia masiva de un público infantil. En todo caso, sí abundaron los adolescentes, sobre todo las jovencitas con vocación de fan, dispuestas a jalear al líder del grupo y a corear todas las canciones, hasta las más desconocidas.

También asistieron al concierto muchos espectadores que rondaban la treintena, e incluso aún más mayores, ansiosos por escuchar unos cuantos trallazos de rock que, finalmente, no se produjeron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario