14 julio 2017

Encontrado un buitre en la terraza de un edificio

Un buitre leonado de casi 40 kilos de peso, 1 metro de alto y 2 metros de envergadura fue recogido por efectivos de la Policía Municipal en el piso 12 de una vivienda en construcción, en la calle Puente Larra, en el Parque de Santa Eugenia de Madrid. El animal fue trasladado al Centro de Recogida de Especies Protegidas de la Comunidad de Madrid. Los operarios que trabajaban en este edificio descubrieron el pasado viernes 3 de agosto que algo raro ocurría en el ático de un piso en construcción en la calle Puente Larra, que pertenece al distrito Villa Vallecas.

Al subir, descubrieron que en un rincón del último piso se encontraba un buitre de gran envergadura, que aleteaba cada vez que se acercaba una persona. 

Dado el gran tamaño del animal, los obreros no se atrevieron a cogerlo temiendo que les atacara y llamaron al 092. Un patrulla municipal acudió al edificio y trató de capturar al buitre, que les hizo frente. Fueron necesarias tres personas para reducir al bicho. Entre los dos agentes, con ayuda de uno de los obreros, aprovecharon que el buitre les dió la espalda para agarrarlo por la parte de atrás y por las patas. Tardaron más de media hora en reducir al buitre. Bajar al ave desde la planta doce del edificio fue otro espectáculo, porque el animal no dejaba de mover enérgicamente sus alas y de dar picotazos. Además, estaba plagado de piojillos, que se pegaron a los agentes y al trabajador. Los agentes metieron al animal en la parte trasera del patrulla, tras la mampara protectora del vehículo y se dirigieron por la M-30 hasta el Centro de Recogida de Especies Protegidas de la Comunidad de Madrid.

Durante todo el trayecto hasta el Centro de Recogida, el buitre llevaba asomada su cabeza a través de la ventanilla, ante la sorpresa de los conductores. A pesar de que el patrulla llevaba una velocidad moderada, los conductores no adelantaban, circulando cerca del patrulla. El animal se mareó en el coche y vomitó en el asiento trasero. La Policía estima que el ave podía proceder de la zona de Sepúlveda, en la provincia de Segovia, donde existe una reserva natural de buitres leonados en la zona de Montejo de la Vega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario